Hoy conocí a un Bull Terrier, perro muy muy peligroso

Hoy domingo tuve la oportunidad de conocer a un ser calificado por nuestra legislación como "perro potencialmente peligroso", y ahora, después de la experiencia, puedo dar fe de que es peligroso de verdad. Todo ocurrió en el interior del Decathlon de San Sebastián de los Reyes.

Bull terrier, perro muy muy peligroso

El individuo en cuestión es un bull terrier, que acorde con su clasificación, iba por la tienda con su correspondiente bozal, un poco necio el tío, porque de vez en cuando tiraba de la correa. Y su dueño le reprendía y le hablaba, para que aprendiera a caminar sin tirar. Ya eso apuntaba maneras, de veras que un tipo que habla con su perro debe tener alguna enfermedad, seguramente transmitida por la mascota. "... Pero si los perros no hablan, lo sabe todo el mundo..." :-s

Movido por mi curiosidad y dispuesto a vencer mi "miedo", me acerqué a ellos y el individuo de cuatro patas me pareció sospechoso. Me explico. Tenía cara de bueno. Dije yo: "... estos son los mas peligrosos, porque ponen cara de buenos, y luego...". Le pedí permiso a los amos para saludarlo, y con mucho gusto me autorizaron. Me agaché.... y ahí empezó todo.... Empezó a mover la colita, muy contento, y literalmente me chupó y se restregó conmigo todo lo que pudo. Sí, he dicho chupó... imáginate que fallo de seguridad. Aunque llevaba puesto un bozal de manual, todavía podía usar su lengüita para chupar gente... dios mio, seguro que si se le llega a ocurrir tremenda posibilidad a los iluminados que elaboraron la ley de los PPP, hubieran incluido la amputacion de la lengua como media de seguridad.

El caso es que no contento con su efusividad, terminó provocando un incidente grave. Derramó dos pequeñísimos charquitos de orina, de lo contento que estaba. Dije yo: "...esto si es el colmo, orinarse en público...". Pero lo recogimos rápidamente, por miedo a que si alguna brigada represora lo observaba, pudiera recluirlo para siempre... el caso es que por muy "peligroso" que fuera, nos dio mas miedo la humillación o estigmatización que pudiera recibir la criatura por semejante atrevimiento. En ese momento pensamos "... ya nos está afectando, estamos contagiándonos de alguna misteriosa enfermedad que nos ha transmitido, seguramente el daño está hecho...".

Por la tarde, ya en mi casa, lo comenté con mi mujer. Desde luego que es peligroso, estuve toda la tarde con un tremendo trauma, pensando en él, en lo cariñoso que es, y todavía lo sentía chupándome la oreja y ... en fin, que lo más peligroso de relacionarte con esos seres es darte cuenta de lo buenos y cariñosos que son, porque luego los echas de menos.

Por cierto, gracias a la pareja de amos que lo llevaban, me permitieron conocerlo y saludarlo. O pensándolo bien, tal vez ellos también son peligrosos, sufrí el riesgo de conocer gente maja, que no abunda.

Ufff... estuvo pleno de emociones el domingo. Y tu, tuviste algún riesgo extremo como este que he compartido? Deja tus comentarios si lo deseas ;-)

Alberto Morales Morales

Software craftsman. Passion for developing quality code that can be proud of. Happily married.

Madrid, Spain.